viernes, 27 de abril de 2007

La religión

Como en casi todos los pueblos primitivos, la primera religion de China fue la naturalista o sea, la adoración hacia lo desconocido y la fuerza que sobre el hombre pueden tener los fenómenos naturales, pero los chinos relacionaban la conducta del individuo con los fenómenos del universo. En resumen, dependían de los actos humanos y de las fuerzas naturales; por ejemplo, el rayo que incendiaba una casa, era consecuencia de la conducta de sus moradores. La segunda religión en China fue la de Lao-Tse que es la de la razón fundada en las doctrinas racionalistas del Tao.

Taoísmo, Confucionismo y Budismo:


Lao-Tse
(que quiere decir el viejo sabio), según la tradición, nacio en la parte sur de su país el año de 694 a. C. en un entorno campesino. Aplicado a los estudios, fue archivero de un príncipe Chou. Producto de sus reflexiones resultó el sistema folisófico-religioso que se conoce con el nombre de Taoísmo (que quere decir camino, vía), contenido en su libro Tao-tse-king, en el que afirma que la fuerza creadora y eterna de todas las cosas es Tao la cual ordenaba al mismo tiempo todas las cosas de la naturaleza, esta doctrina establece la existencia de tres fuerzas: el yin (fuerza negativa, femenina y humeda), el yang (fuerza positiva, masculina y seca) y el tao (fuerza coinciliadora, superior a las otras), yin y yang entrañan una igualdad de manifestaciones, esa igualdad de manigfestaciones es el tao. Los hombres deben sentirse parte de esa misma fuerza, en la que deben pensar para obtener la santidad eterna, la inmortalidad, la longevidad en plentud, este es el objetivo fundamental del taoismo (segun el taoismo, la muerte no es el tope, no es el termino de la vida).
Lao-Tse enseñó también que para alcanzar la felicidad se deben dominar los deseos y las pasiones, y que se deben practicar determinadas virtudes, como las de evitar la hipocresía, la mentira y la guerra; debiendo practicarse la honestidad, la justicia y la piedad.
Según una leyenda siendo ya muy anciano, salió de China montado en un búfalo y no volvió nunca a su país. En los años posteriores, algunos de sus discípulos lo llegaron a divinizar y se formaron monasterios taoístas.


Tiempo más tarde, cuando la decadencia política y social era mayor en el país, surge la figura de Confucio. Estudió las ideas de Lao-Tse y trató de formar una doctrina moral, que basada en ella, se adaptara a la manera de ser del pueblo chino.
Las enseñanzas del confucionismo hablan de los principios de la practica del bien, la sabiduría, las relaciones sociales y de los valores como la honrades, decencia, integridad y devoción filial, por lo que procuró exaltar los sentimientos de respeto a las tradiciones y a los ancianos, culto a los muertos, mantenimiento de los afectos dentro de la familia y ejercicio de la caridad. Confucio pensó que los gobernantes debían ser justos y sabios, y sus súbditos debían obedecerles y respetarles, a fin de que pudiera mantenerse la paz, el bienestar y la seguridad en la sociedad. Todo sus sistema de moral quedó en sus cuatro libros o king, formados por las preguntas y respuestas del maestro y de sus discípulos.
Mas adelante el confusionismo influenciaría la actitud china sobre la existencia fijando los modos de vida, pautas de valor social y proporcionando la base de las teorías políticas e institucionales.

"En educación no hay diferencia de clases" cita de una maxima de Confucio.


Budismo es un término occidental, cuyo equivalente más cercano en oriente es buddha-dharma, "enseñanzas del Despierto sobre la ley natural". Estas fueron difundidas en el noreste de la India ( No es exclusivo de China) por Siddhartha Gautama alrededor del siglo V adC. El budismo es una religión no-teísta perteneciente a la familia dhármica de religiones. Adicionalmente también es una filosofía, un método de entrenamiento y práctica espiritual y un sistema psicológico.
Buddha, que significa "el que ha despertado", es un "título" que se le da también a cualquier otro ser que igualmente haya realizado lo que se considera como un descubrimiento personal. Así, las enseñanzas no son percibidas por los seguidores como creencias o dogmas de fe, ya que estas mismas animan al practicante a cuestionarlas, investigarlas y experimentarlas de manera práctica para poder interiorizarlas.
El propósito último de estas enseñanzas es la erradicación definitiva de todo sentimiento de insatisfacción o frustración. Según el budismo, la causa real de la insatisfacción es el anhelo ansioso (o su concomitante el aferramiento) que a su vez es producto de ilusión e ignorancia, entendidas como la percepción errónea de la autentica vida de la naturaleza y la existencia. El cese definitivo de esta situación se denomina el despertar. Para guiar el grán esfuerzo personal necesario para descubrir esta lucidez, el budismo desarrolla y prescribe prácticasde entrenamiento para desarrollarla atención y consciencia, la ética y la sabiduría.
.